El Boga, de Haroldo Conti.

La vida del Boga tuerce su rumbo con la muerte del viejo. Además, el negocio del junco va mal. El Boga entonces abandona la precaria seguridad de la choza, la compañía de la vieja y se lanza al río. En ese deambular, la aventura desmesurada, lo prodigioso y lo extraordinario, nunca ocurren. En eso Sudeste  y sus personajes se parecen mucho a la vida. Aún así esta novela – que parece forjada en una sucesión de días nublados – es, sin embargo, una obra luminosa. Como tal aún recuerdo las sensaciones que experimenté el día en que el Boga tuvo al Dorado – como un sueño, una utopía – entre tus manos. Vaya este recuerdo del Boga como homenaje al escritor Haroldo Conti, secuestrado el 5 de mayo de 1976 durante la última dictadura militar. Su nombre permanece aún en la lista de los desaparecidos por el terrorismo de estado.

Haroldo Conti
Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo ARTEMiO VELO, Medios, Noticias comentadas (de ayer y de hoy)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s