Pedraza irá a juicio oral. (*)

El titular de la Unión Ferroviaria está procesado como instigador del crimen del militante del PO y de otros tres intentos de homicidio. Será juzgado junto a los otros nueve detenidos del caso.

Por Laura Vales.

El titular de la Unión Ferroviaria, José Pedraza, irá a juicio oral como instigador del asesinato de Mariano Ferreyra. Lo resolvió la jueza de instrucción Susana Wilma López, que ayer elevó la causa para que el dirigente sindical sea juzgado junto a los otros nueve detenidos del caso. Pedraza deberá hacer frente a la posibilidad de una condena de hasta 25 años de prisión por los delitos de homicidio calificado en concurso real con homicidio calificado en grado de tentativa.

El juicio, además del crimen del militante del PO, abarca los intentos de homicidio de Elsa Rodríguez –que quedó en silla de ruedas por un disparo en la cabeza–, Ariel Pintos y Nelson Aguirre, que fueron heridos en las piernas.

La magistrada consideró que hubo cuatro instigadores del ataque, Pedraza, Juan Carlos “Gallego” Fernández (que era su segundo en el gremio), el delegado Pablo Díaz y Claudio Alcorcel. Pedraza y Fernández no estuvieron en el lugar de los hechos, pero sí el resto de los acusados, como integrantes de la patota. Según quedó probado por la investigación, Díaz y Alcorcel fueron los reclutadores del grupo de ferroviarios y barrabravas que atacaron a los tercerizados. Díaz los dirigió, manteniéndose en contacto por Nextel con el Gallego Fernández. Alcorcel fue el que llevó al barrabrava Cristian Favale y el que levantó los brazos dando la señal para que la patota avanzara contra los manifestantes.

Dos son los acusados de haber disparado contra los tercerizados y militantes de izquierda: el barrabrava Cristian Favale y el ferroviario Gabriel “el Payaso” Sánchez. Si bien las pericias señalaron que los disparos provinieron de una sola arma, numerosos testigos vieron que los dos hacían fuego. Si ambos dispararon, señalan los querellantes, es indiferente de cuál de las dos armas salieron los proyectiles que dieron en el blanco.

Los otros integrantes de la patota que irán a juicio son los empleados ferroviarios Guillermo Uño y Juan Carlos Pérez, estos dos últimos señalados como los que recolectaron las armas para su posterior ocultamiento. Jorge González y Salvador Pipitó, finalmente, son quienes amenazaron a periodistas del canal de noticias C5N para que no grabaran imágenes de lo que ocurría.

Los hechos ocurrieron el 20 de octubre pasado en el barrio de Barracas, cuando una patota de la UF atacó a pedradas y balazos a un grupo de empleados ferroviarios tercerizados que, con el apoyo de militantes de partidos de izquierda, reclamaban su pase a planta permanente.

Si bien la jueza López dio por cerrado este tramo de su investigación, continuará analizando la responsabilidad de siete policías federales que estaban en el lugar y liberaron la zona para que la patota actuara.

El escrito de elevación a juicio firmado por la jueza todavía no pudo ser visto por los abogados querellantes. “Vamos a esperar a mañana para leer la elevación y conocer los detalles pero, de por sí, ésta es una buena noticia. Es la primera vez que en un caso de estas características llega un paquete tan armado, que permitirá juzgar no sólo a los que dispararon sino también a los organizadores”, señaló Diego Morales, de la querella, integrante del Centro de Estudios Legales y Sociales. Otro dato relevante es la celeridad con que actuó el juzgado, que completó la investigación en siete meses.

Para el fiscal Fernando Fiszer, hay evidencias claras de que Pedraza, el Gallego Fernández y Díaz buscaron “aleccionar” a los tercerizados que reclamaban contra la subcontratación de los servicios ferroviarios. Incluso quedó demostrada la relación de Pedraza con la Cooperativa Unión del Mercosur, una de las utilizadas para tercerizar trabajadores. Los dirigentes se oponían al pase a planta permanente de los precarizados porque, de hacerlo, veían amenazado además su manejo del sindicato. Querían asegurar su “poder político y económico”, apuntó el fiscal.

Los acusados, por su parte, intentarán usar en su favor el resultado de la pericia balística que determinó que la bala que mató a Ferreyra rebotó –posiblemente contra el piso– antes de impactar en su cuerpo. Esto indicaría que los agresores no tiraron a matar, es decir que no tuvieron intención de hacerlo. De instalarse esta idea, las condenas podrían ser mucho menores.

Pedraza será juzgado por el Tribunal Oral Criminal 21, integrado por los jueces Carlos Bossi, Horacio Dias y Diego Barroetaveña. El inicio del juicio todavía no tiene fecha fijada. Antes, como en cualquier otro proceso que llega a esta instancia, habrá un período en el que el tribunal y las partes podrán agregar medidas de prueba.

(*) Fuente: Página 12. 

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Caso Ferreyra., Medios, Noticias comentadas (de ayer y de hoy), Política

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s